Protección Infantil

proyectos-comercio-justo

Como parte de los criterios que establece el Comercio Justo se encuentra la eliminación progresiva del trabajo infantil. Al respecto el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Costa Rica ha establecido alianzas estrategias con los representantes de Fairtrade a nivel nacional, a fin de trabajar conjuntamente y proponer acciones afirmativas en procura de la eliminación del trabajo infantil en la cadena de valor en los procesos de producción, a su vez proteger a los adolescentes de las explotación laboral al realizar trabajos considerados peligrosos tanto por su naturaleza como por las condiciones en que se desarrollan.
El comercio justo es un comercio diferente al “comercio convencional”; que se basa en la justicia social, calidad del producto y el cuidado de la naturaleza. Fomenta una vinculación directa y de largo plazo entre pequeños productores y consumidores; “contribuye a la construcción de un modelo sustentable y solidario”.
Es una asociación comercial basada en el dialogo, la transparencia y el respeto, que busca mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones en el comercio y garantizando los derechos de los productores y productoras; los trabajadores y trabajadoras.

proyectos-comercio-justo

Se establece sobre bases de igualdad y transparencia en las relaciones de trabajo, que permiten mejorar las condiciones de vida de los productores y productoras de los países, pero también comunicar a los consumidores y a las consumidoras finales que los productos que adquieren han sido elaborados en condiciones dignas. Para conseguir estos objetivos, el comercio justo se rige en torno a criterios y estándares de calidad.
Uno de esos criterios es el Respeto de las normas de trabajo infantil y explotación laboral: estableciendo que “las organizaciones de comercio justo respetan la Convención de las Naciones Unidas para los Derechos del Niño así como las leyes locales y del país respecto a trabajo infantil. También aseguran que no hay explotación laboral durante los procesos de producción”.
Las organizaciones de comercio justo controlan qué si existe participación de niños y niñas en los procesos de producción de artículos, ésta no afecte adversamente ni a su bienestar ni a su seguridad y no interfiera en su educación.
En el Comercio Justo el trabajo infantil en sus peores formas tal como lo define la Organización Internacional del Trabajo (OIT) queda terminantemente prohibido. La OIT define el “trabajo infantil” como “trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y mental”.
La CLAC, La CNCJCRP y FairTrade Internacional en representación del sistema internacional de Comercio Justo; están comprometido en la lucha contra la causas del trabajo infantil en sus peores formas y evita de forma pro-activa la explotación infantil. Por esa razón ha unido esfuerzos con organismos Gubernamentales y con Organizaciones Internacionales no Gubernamentales, expertos en el tema, para asegurar que los derechos de los niños sean respetados. Estos derechos incluyen entre otros: el derecho de vivir en un entorno seguro y protegido, también el derecho de los niños y las niñas a su libre expresión y al ser escuchado.